Actualidad, Tecnología y Educación

¿Cómo es posible que Facebook reconozca nuestras caras?

En junio de 2012 Facebook adquirió una compañía ubicada en Tel Aviv, llamada Face.com, que había desarrollado una plataforma de reconocimiento facial para identificar imágenes en web y aplicaciones móviles. La empresa israelí fue capaz de etiquetar, antes de ser adquirida por la Red Social de Zuckerberg, más de 18.000 millones de caras.

Casi al mismo tiempo que se hace con Face.com, Facebook compra FacioMetrics, que desarrolló un sistema que aplica los avances en inteligencia artificial (IA) para analizar imágenes de rostros en aplicaciones móviles, e incluso en la identificación de las emociones que éstos transmiten. Con el software de FacioMetrics se puede saber si el usuario está triste o alegre al tomar una fotografía y analizar los diferentes parámetros del rostro humano.

FacioMetrics se creó en el seno de la Universidad Carnegie Mellon, y desarrolló algoritmos de visión artificial y aprendizaje automático capaces de detectar siete emociones diferentes en los rostros de las personas a través de sus fotos.

Con estas dos adquisiciones, Face.com y FacioMetrics, y alguna más como Masquerade, Facebook desarrolla DeepFace, un sistema de reconocimiento facial combinado con deep learning o aprendizaje profundo. Con DeepFace, que utiliza una red neuronal de 9 capas y 120 millones de conexiones, Facebook es capaz de identificar los rostros humanos en las imágenes digitales. El sistema tiene un 97% de aciertos, comparado con el 85% del sistema de reconocimiento de imágenes que utiliza el FBI.

DeepFace no solo conecta el rostro de una persona con su nombre, sino que literalmente puede encontrar una aguja en un pajar y hallar una cara en una imagen que contenga miles de rostros diferentes. Según los expertos, el cerebro humano es sólo un 28 por ciento más preciso que el programa de reconocimiento facial desarrollado por Facebook a partir de las compañías que adquirió.

Facebook está lejos de ser la única empresa que se ha aventurado a reconocer a sus usuarios con reconocimiento facial. También lo hacen Apple, Google, Samsung. Microsoft o Huawei, por ejemplo. Y lo que hay que preguntarse es cual es la verdadera finalidad de requerir a los usuarios que acepten y autoricen el reconocimiento de sus caras.

Facebook ya se ha enfrentado a la resistencia a DeepFace. En Europa estaba prohibida, pero desde mediados de abril los usuarios de la Red Social son preguntados por si quieren autorizar el reconocimiento facial cuando abren su feed. Y surgen a partir de aquí las interrogantes de los usuarios, cuando todavía está muy reciente el escándalo de Cambridge Analytica que ha llevado a Zuckerberg al Congreso de Estados Unidos para dar explicaciones acerca de la cesión de datos de millones de clientes a terceras empresas.

¿Dónde se almacenan los datos de las caras reconocidas por DeepFace? ¿Quién puede acceder a ellos? ¿Qué hace Facebook con las imágenes de sus clientes? ¿El reconocimiento facial funciona sólo cuando está abierto Facebook o también cuando están abiertas otras aplicaciones? ¿Se podría usar el reconocimiento facial para identificar a alguien que participa en una protesta legal? Seguro que Facebook es capaz de contestarlas y tranquilizar a sus clientes, si es que no lo están.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *